Como hacer que una mujer eyacule

Ver a una mujer eyaculando es casi una confirmación de tus capacidades. El squirting es la respuesta definitiva y contundente a un buen polvo, es el cuerpo de la mujer agradeciéndote por el mejor orgasmo de su vida. Pero, como para todo, existe una técnica, hoy te enseñaremos cómo hacer que una mujer eyacule. Tú quedarás como un rey en la cama y ella terminará extasiada.

Un gran error en la cama es pensar que las mujeres llegarán al orgasmo sólo con la penetración, nada más alejado de la realidad. La mayor cantidad de terminaciones nerviosas, que producen placer sexual en las mujeres, se encuentran en la vulva y en los primeros centímetros de entrada a la vagina; es por ello que lo primero que debes sabes es que para lograr la eyaculación femenina es necesario estimular el punto G y el clítoris al mismo tiempo. Para ello resulta más rápido y adecuado usar las manos y dedos.

Comienza de forma suave, acaricia su cuerpo, permite que ella se relaje y libere. Una mujer tensa o estresada jamás llegará al orgasmo. Puedes besarla, masajearla con un poco de aceite y luego hacerle un poco de sexo oral, sólo un poco para estimularla lo suficiente para que se humedezca. La clave es hacer que ella se suelte, relaje y confíe en ti.

Localiza el punto G:

Penétrala con tu dedo índice con suavidad. Inserta el dedo en la vagina, que debe estar bien lubricada, toca la pared superior, como si quisieras que la punta de tu dedo saliera por el ombligo, y mueve el dedo suavemente como si estuvieras llamando a alguien, la idea es que busques un punto donde sientas una textura diferente, un poco rugosa como la piel de una uva pasa o una nuez.

Si lo consigues, ese es el punto G. Puedes seguir estimulándolo con el dedo y sentirás cómo se hincha un poco. Recuerda que la zona es delicada, puedes aumentar la velocidad y la intensidad, pero siempre se suave. Ella sentirá mucho placer, pero en la mayoría de los casos no será suficiente para hacerla eyacular. Estará lista para la segunda parte:

Estimular el punto G y el clítoris

Para lograr esto debes cambiar la posición de tu mano. Colócate junto a ella, de forma que puedas penetrarla con tus dedos medio y anular y la palma de tu mano quede justo sobre el clítoris, con los dedos índice y meñique estirados hacia abajo, en dirección de su trasero. Suena complicado, pero no lo es, fíjate en la imagen:

punto-g-clitoris

El movimiento que vas a hacer ahora es un poco diferente, pues no se trata de estimular con los dedos el punto G, sino que vas a mover la mano de arriba a abajo con firmeza, como si quiseras levantar su culo de la cama. Parece extraño, pero de ese modo lograrás estimular el clítoris y el punto G. Aquí es donde comienza la magia. *Juega con el ritmo y ve cómo se estremece. *

La mayoría de las mujeres pueden eyacular, otras no, pero es divertido probar. Puedes practicarlo en tu próxima sesión con una puta en Valencia, te ayudará a ganar experiencia y quedarás para siempre en su memoria. Puedes ver un video explicativo de la técnica aquí.