Educación, sanidad y ONG´s: Los sectores que conducen a la prostitución – IIi

Los universitarios; el futuro está en la calle

Los trabajadores del sexo británico no solo han tenido empleos que pocas veces se asocian a trabajos sexuales, sino que más del 97% de ellos dispone del Certificado General de Educación Secundaria (la ESO en España). El 38% dispone de una carrera  y hasta el 17% un título de postgraduado. Unos datos que desmienten la anticuada teoría que afirma que las putas y escorts provienen de sectores de la sociedad con bajo bagaje cultural y pocos bienes económicos.

Además de esta investigación, se han realizado otras de la misma índole, ya que se trata de uno de los temas más controvertidos de nuestra sociedad. Una de ellas, financiada por el European Social Research Council, esperaba ahondar en las condiciones sanitarias de los trabajadores sexuales. La conclusión a la que llegó fue que gracias a Internet las reglas el juego han cambiado bastante, ya que ahora la mayoría de las prostitutas que se dedican a esto ya no se exponen a los peligros y vicisitudes de la calle, sino que realizan los tratos con los clientes desde la seguridad de su casa. El anonimato que presenta la red es otro incentivo más para servirse de sus cualidades.

Si atendemos a más datos, vemos que un 56% encuentra “gratificante” su trabajo, el 71% reconoce el estigma asociado al mismo (injusto desde el punto de vista de la mayoría de ellos), el 91% manifiesta que se trata de un trabajo altamente flexible y el 25% reconoce que se ve incapaz de abandonar dicho trabajo.

Como en todas las profesiones, hay aspectos negativos asociados a sus actividades, muchos de ellos favorecidos por el margen legal en el que se ven obligados a actuar estas putas, sin embargo, cada vez se hacen oír más las mujeres que han optado por el sexo como medio de vida. ¿Cuánto tiempo hace falta para que se hagan escuchar más allá de los blogs y portales que manejamos?